Publicidad
AZ Pediatría
Artículo sin valoraciones

Vol. 25 - Num. 97

Leído. Libros, revistas e Internet

Vulnerabilidad, salud y guerra

Publicado en Internet: 06-03-2023 - Número de visitas: 1659

  • Bendavid E, Boerma T, Akseer N, Langer A, Malembaka EB, Okiro EA, et al. The effects of armed conflict on the health of women and children. Lancet. 2021; 397(10273):522-32.

Revisión basada en datos sobre cifras, condiciones geográficas, demográficas y sociales de los conflictos armados en la actualidad, así como sobre las causas de mortalidad directa e indirecta asociados a los mismos.

Resultados: en 2017 hubo 50 millones de mujeres y niños desplazados por conflictos. Estas cifras se encuentran en aumento desde el año 2000 debido a: el crecimiento poblacional, el aumento del número de conflictos armados, la “urbanización” de los conflictos y el aumento de refugiados y desplazados internos.

Se ha visto que un conflicto armado a 50 km de distancia de la residencia habitual aumenta la mortalidad en edad fértil y en niños con una relación “dosis-dependiente” a la intensidad del conflicto. La exposición al cuartil uno de intensidad de conflicto aumenta un 25% la mortalidad en niños de África.

La disponibilidad de comida en zonas de conflicto también es escasa. Las hambrunas en la actualidad se restringen a las zonas de conflicto armado, lo que supone un aumento de las tasas de desnutrición crónica en los niños de zonas afectadas y cercanas.

Con respecto a la morbilidad, las zonas afectadas por conflictos presentan peor control sobre el tratamiento de agua sanitaria, mayor hacinamiento, movilidad e ineficacia de las estrategias de inmunización poblacional. Por tanto, estas poblaciones presentan mayores tasas de enfermedades infectocontagiosas, como el cólera, la fiebre tifoidea y el aumento de brotes de polio y ébola.

Existe además un empeoramiento de la salud mental de poblaciones expuestas a conflictos, presentando más frecuentemente síndrome de estrés postraumático, depresión mayor y trastornos de ansiedad, así como un aumento de tasas de maltrato infantil y violencia de género en zonas de conflicto. 

Nadie pone en duda que el conflicto armado afecta en todos los ámbitos, entre ellos la salud; en especial, en grupos sociales de mayor vulnerabilidad, como las mujeres y los niños. Es interesante leer cómo, al contrario de lo que se podría pensar, el número de personas afectadas por este motivo no hace sino crecer en los últimos años y cómo el grupo mayoritario de afectados está compuesto por niños. Parecen evidentes, pero merece leer desgranadas las consecuencias directas e indirectas en la salud de este problema, así como su impacto en la morbimortalidad de los que lo sufren.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.