Artículo sin valoraciones

Vol. 21 - Num. 84

Notas clínicas

Edema agudo hemorrágico del lactante

Ana M.ª Riola Blancoa, Demetrio López Paciosb, Nuria Serrano Crespoc

aMIR-Medicina Familiar y Comunitaria. CS Ponferrada III. León. España.
bPediatra. CS Ponferrada III. León. España.
cMédico de Familia. CS Ponferrada III. León. España.

Correspondencia: AM Riola. Correo electrónico: am_riola10@hotmail.com

Cómo citar este artículo: Riola Blanco AM, López Pacios D, Serrano Crespo N. Edema agudo hemorrágico del lactante. Rev Pediatr Aten Primaria. 2019;21:397-9.

Publicado en Internet: 25-11-2019 - Número de visitas: 731

Resumen

El edema agudo hemorrágico del lactante (EAHL) es una vasculitis de pequeño vaso que afecta característicamente a los lactantes, con predominio en varones. Su etiología es desconocida pero con frecuencia se asocia a infecciones o fármacos. Las lesiones cutáneas que provoca son purpúricas y asocian edema y febrícula. Su evolución es favorable y sin secuelas, se resuelve en pocas semanas y el tratamiento es sintomático. El caso clínico que presentamos trata de un lactante varón atendido en nuestro centro de salud con episodio de otitis media aguda y posterior aparición de edema agudo hemorrágico.

Palabras clave

Edema agudo hemorrágico Púrpura de Schönlein-Henoch

INTRODUCCIÓN

El edema agudo hemorrágico del lactante (EAHL) es una vasculitis aguda leucocitoclástica de pequeños vasos, benigna y de escasa incidencia. Afecta a lactantes menores de dos años, con ligero predominio en varones, y es excepcional en el periodo neonatal. Su presentación clínica consiste en la aparición de lesiones maculopapulosas purpúricas en las extremidades inferiores, la región facial y los pabellones auriculares. Es autolimitada y de evolución favorable, precisando en la mayoría de los casos únicamente tratamiento sintomático1.

CASO CLÍNICO

Lactante varón de 15 meses, sin antecedentes médicos de interés y con el calendario vacunal completo para su edad. El niño había padecido unos diez días antes un episodio de otitis media aguda, tratada satisfactoriamente con amoxicilina e ibuprofeno.

Acude al pediatra del centro de salud por fiebre de 48 horas de evolución y la aparición súbita de exantema en el tronco y las extremidades, así como en los pabellones auriculares. En la exploración física presentaba buen estado general, la auscultación cardiopulmonar y la exploración del resto de aparatos dentro de la normalidad, sin petequias y signos meníngeos negativos. A destacar fiebre de 38,4 °C y en piel múltiples lesiones maculopapulosas, redondeadas, edematosas y bien delimitadas en las extremidades inferiores (Fig. 1), el pabellón auricular izquierdo (Fig. 2) y confluentes en el tronco; a la palpación sobreelevadas y se borran parcialmente a la presión.

Figura 1. Edema hemorrágico en las extremidades inferiores
Figura 1. Edema hemorrágico en las extremidades inferiores

Figura 2. Afectación característica del pabellón auricular
Figura 2. Afectación característica del pabellón auricular

Ante la sospecha diagnóstica de vasculitis, se remite al paciente a urgencias hospitalarias, efectuándose un hemograma, una bioquímica y un análisis sistemático de orina. Los resultados fueron normales, excepto por la presencia de leucocitosis.

La presentación clínica y los hallazgos analíticos hacen sospechar que se trata de un EAHL, por lo que es dado de alta y remitido al pediatra de Atención Primaria para seguimiento con tratamiento sintomático. A las 48 horas presentaba maculopápulas con ligera equimosis y coloración morada, sin edemas. La evolución fue favorable, sin complicaciones ni recurrencias.

DISCUSIÓN

El EAHL fue descrito por primera vez en 1913 por Snow y en la bibliografía encontramos otros términos sinónimos para esta enfermedad, como síndrome de Seildmayer, enfermedad de Finkelstein o púrpura en medallón2. Presenta muchas características similares a la púrpura de Schönlein-Henoch (PSH), por lo que, en muchas ocasiones, constituye un cuadro infradiagnosticado y no es tan infrecuente. La etiología de este proceso es desconocida, si bien se conoce su relación con infecciones (víricas y bacterianas), fármacos y vacunas, que podrían actuar como factores desencadenantes.

Aparece con mayor frecuencia en lactantes que se encuentran entre los tres meses y los dos años y predomina en el sexo masculino. La presentación clínica consiste en lesiones cutáneas de 1-3 cm, sobreelevadas, purpúricas, equimóticas y con forma de diana, asociando edema. Las localizaciones más frecuentes son las mejillas y las extremidades inferiores, considerándose típica la afectación de pabellones auriculares3. No obstante, no hay ningún hallazgo que se considere patognomónico de esta entidad.

Su diagnóstico es clínico, pero puede complementarse con estudios de laboratorio que muestran elevación de reactantes de fase aguda (proteína C reactiva, velocidad de sedimentación globular, leucocitosis) y biopsia. En la histología se objetivan datos de vasculitis leucocitoclástica con necrosis fibrinoide, extravasación de eritrocitos y fragmentación nuclear de los neutrófilos2.

Debe realizarse el diagnóstico diferencial fundamentalmente con la PSH, ya que presenta hallazgos histopatológicos idénticos al edema hemorrágico del lactante. Por este motivo existe controversia sobre si son patologías diferentes o manifestaciones de un mismo proceso4. Las características diferenciales de ambas entidades se recogen en la Tabla 1.

Tabla 1. Diagnóstico diferencial edema agudo hemorrágico del lactante con la púrpura de Schönlein- Henoch
  Edema agudo hemorrágico del lactante Púrpura de Schönlein-Henoch
Edad 3- 24 meses 3- 7 años
Sexo Masculino Masculino
Estación Invierno Invierno
Pródromos Infección, fármacos, vacunas Infección, fármacos, vacunas
Lesiones Púrpuras en escarapela Papulopetequial urticarial
Edema Constante Infrecuente
Localización Cara, pabellones auriculares, extremidades Miembros inferiores y glúteos
Afectación visceral Excepcional Frecuente
Síntomas asociados Febrícula Artralgias, hematuria, proteinuria
Evolución Benigna Incierta
Recidiva Rara Frecuente 50%
Vasculitis leucocitoclástica
IgA perivascular 30% Casi del 100%

Además, hay que tener en cuenta otros diagnósticos diferenciales, como son el exantema por fármacos, el exantema fijo medicamentoso, la sepsis meningocócica, el síndrome de Sweet, el eritema exudativo multiforme o la urticaria aguda, entre otros.

El tratamiento de elección son los antiinflamatorios no esteroideos como tratamiento sintomático. Los corticoides sistémicos y antihistamínicos no han demostrado evidencia de ser beneficiosos para el control del EAHL, pero son utilizados en algunas ocasiones porque se cree que acortan la duración del proceso5,6.

El pronóstico de esta enfermedad es excelente, remitiendo de forma espontánea en 1-3 semanas, sin complicaciones y siendo raras las recurrencias.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.

ABREVIATURAS

EAHL: edema agudo hemorrágico del lactante · PSH: púrpura de Schönlein-Henoch.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Cacharrón Caramés T, Díaz Soto R, Suárez García F, Rodríguez Valcárcel G. Edema hemorrágico agudo del lactante. An Pediatr (Barc). 2011;74:272-3.
  2. Zamberk Majlis P, Velázquez Tarjuelo D, Campos Domínguez M, Leis Dosil VM, Hernanz Hermosa JM. Edema hemorrágico del lactante. Acta Pediatr Esp. 2006;64:551-3.
  3. Checa Rodríguez R, Carabaño Aguado I, Álvarez Fernández B. Edema agudo hemorrágico en un neonato. Rev Pediatr Aten Primaria. 2015;17:151-3.
  4. Martínez García MS, Casado Sánchez ML. ¿Púrpura de Schönlein- Henoch o edema agudo hemorrágico del lactante? Rev Pediatr Aten Primaria. 2012;14:231-3.
  5. Alvarado Socarras J, Fernández Velosa ZA. Edema agudo hemorrágico de la infancia. Lesiones alarmantes de un cuadro benigno. Arch Argent Pediatr. 2017;115:432-5.
  6. Yarmuch PG, Chaparro XR, Fischer CS, Haussmann CG, Benveniste SD. Edema hemorrágico agudo del lactante: reporte de un caso de presentación atípica. Rev Chil Pediatr. 2012;83:462-7.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.