Artículo sin valoraciones

Vol. 5 - Num. 18

Notas clínicas

IgM frente a rubeola en un caso de exantema maculopapular causado por el virus de Epstein-Barr

JC Sanz Moreno, L Seijas Martínez-Echevarría, C Febrel Bordejé, MJ Sagües Cifuentes, M Fernández Díaz, MM Mosquera Gutiérrez


Cómo citar este artículo: Sanz Moreno JC, Seijas Martínez-Echevarría L, Febrel Bordejé C, Sagües Cifuentes MJ, Fernández Díaz M, Mosquera Gutiérrez MM. IgM frente a rubeola en un caso de exantema maculopapular causado por el virus de Epstein-Barr. Rev Pediatr Aten Primaria. 2003;5:225-228.

Publicado en Internet: 30-06-2003 - Número de visitas: 7635

Resumen

Dada la variedad de virus causantes de exantemas maculopapulares, el diagnóstico definitivo de estos cuadros puede resultar complicado. Aquí se presenta un caso en el que se plantearon problemas de diagnóstico diferencial entre el virus de Epstein-Barr y el de la rubeola. Niña de veintiún meses, vacunada a los quince con vacuna triple vírica, que presentaba un exantema maculopapular acompañado de febrícula, tos, coriza y adenopatías cervicales. El hemograma y las pruebas bioquímicas revelaron una discreta leucocitosis (con predominio de linfomonocitos) junto con elevación de transaminasas. Los resultados serológicos mostraron un perfil de infección reciente por el virus de Epstein Barr (resultados positivos para IgM-VCA y negativos para IgG-VCA e IgG-EBNA). Otros resultados serológicos positivos incluyeron IgM e IgG frente a rubeola (el índice de avidez de IgG frente a rubeola resultó <80%). Los resultados de PCR en exudado faríngeo fueron únicamente positivos para Epstein Barr. El virus de Epstein Barr, aparte de ser un posible agente productor de exantemas, es un estimulador policlonal de linfocitos B. En el presente caso su implicación como responsable etiológico parece evidente. La detección de Epstein-Barr mediante PCR, el perfil serológico de infección aguda por este virus, los antecedentes de inmunización con vacuna triple vírica y el resultado de IgG de alta avidez frente a rubeola sugieren que la existencia de IgM frente a este último agente resultó de una estimulación policlonal a partir de linfocitos generados tras la vacunación.

Palabras clave

Exantema IgM Rubeola Virus de Epstein-Barr

El contenido íntegro del artículo no está disponible en formato web, pero puede descargarlo en formato Acrobat Reader (PDF).

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.