Notice: Undefined index: HTTP_ACCEPT_LANGUAGE in /var/www/vhosts/exlibrisediciones.com/pap.es/header.php on line 13
Artículo sin valoraciones

Leído. Libros, revistas e Internet

Contaminación ambiental y sus efectos en la salud infantil: un problema del que somos parte y solución

Publicado en Internet: 28-06-2018

  • Martín A, Sánchez-Bayle M, Villalobos E, Calleja ML. Contaminación ambiental e ingresos pediátricos en un área urbana. Acta Pediatr Esp. 2018;76:44-9.

A pesar de ser conocido desde hace décadas el efecto perjudicial de la contaminación atmosférica sobre la salud, no parece que hayamos avanzado mucho en la mejora de la calidad del aire de nuestras ciudades.

Un grupo de pediatras de un céntrico hospital madrileño analizaron el número de ingresos pediátricos en su centro, por patología respiratoria (bronquiolitis, crisis asmáticas, neumonías y “procesos agudos de tipo respiratorio”) y lo relacionaron con los niveles de contaminantes atmosféricos en la ciudad, concretamente NO2, NO, SO2, CO, benceno, PM2,5 (partículas materiales con un diámetro menor que 2,5 micras) y PM10. El periodo de evaluación fueron los meses comprendidos entre enero de 2012 y enero de 2016.

El contaminante con el que más fuertemente se asociaron los ingresos infantiles fue el óxido nitroso. El NO2 proviene principalmente de las emisiones originadas en los motores de automóviles y se ha asociado al asma infantil de aparición temprana.

También hubo una relación estadísticamente significativa entre los ingresos por bronquiolitis y los niveles de PM2,5, partículas que provienen en un 80% de la combustión de motores diesel, así como con los niveles de Benceno, CO, NO y de SO2.

Los autores consideran necesario revisar los niveles máximos permitidos actualmente y exigen el cumplimiento de la legislación vigente, para evitar daño a la salud.

También piden que se tomen medidas para reducir los niveles actuales de contaminación en las ciudades. A este respecto, recordamos aquí el reciente escrito de M. Praena en nuestra revista, en el que nos incita a los pediatras a sentirnos responsables de este problema y contribuir a la mejora del medioambiente, como ciudadanos y como profesionales: “Hay que ser conscientes de nuestro potencial como referentes de salud y en nuestro contacto con los niños y sus familias debemos mostrar nuestro interés en estas cuestiones y con nuestro ejemplo señalar el camino. Como profesionales de la salud debemos concienciar a los niños y a sus familias sobre el efecto negativo de la contaminación en muchas de las patologías que se presentan (asma, tos irritativa, irritación ocular...) y de cómo puede cada uno contribuir a mejorar el aire que respiramos, evitando el uso del coche, controlando la calefacción en casa…”.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.