Notice: Undefined index: HTTP_ACCEPT_LANGUAGE in /var/www/vhosts/exlibrisediciones.com/pap.es/header.php on line 13
Artículo sin valoraciones

Vol. 16 - Num. 63

A la Pediatría desde el Arte

La lección de anatomía del Dr. Frederick Ruysch. Jan Van Neck, 1683 Lección de lectura. Bernard Pothast, hacia 1920

Iván Carabaño Aguadoa

aServicio de Pediatría. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid. España.

Correspondencia: I Carabaño. Correo electrónico: carabano1975@hotmail.com

Cómo citar este artículo: Carabaño Aguado I. La lección de anatomía del Dr. Frederick Ruysch. Jan Van Neck, 1683 Lección de lectura. Bernard Pothast, hacia 1920. Rev Pediatr Aten Primaria. 2014;16:281-2.

Publicado en Internet: 31-07-2014

La lección de anatomía del Dr. Frederick Ruysch. Jan Van Neck, 1683

La lección de anatomía del Dr. Frederick Ruysch. Jan Van Neck, 1683

La lección de anatomía del Dr. Frederick Ruysch. Jan Van Neck, 1683

Aunque la Lección de Anatomía del Dr. Tulp (Rembrandt, 1632) ocupa el primer puesto en el pódium de celebridad entre la serie de cuadros sobre autopsias, el pionero en la representación del cuerpo interior, verídico, expuesto sin tapujos ni censuras, fue Andrea Vesalio, allá por el siglo XVI.

La de Van Neck es una aproximación al tema, y su elemento diferenciador es el cadáver: un mortinato, hecho que añade al conjunto un efecto (cuya resonancia conocemos a través del cuadro antes referido) impactante. La estampa, muy querida por la llamada tribu de los góticos, incluye al hijo del Dr. Ruysch, que es el mozo que sostiene un peripatético esqueleto de lactante. Llama la atención la ausencia de medidas asépticas, tan sesudamente llevadas a cabo hoy en día, y ausentes en el ya lejano siglo XVII.

 

Lección de lectura. Bernard Pothast, hacia 1920

Mamá adoptiva. Sava Hentia (1848-1904). Museo Nacional de Arte Contemporáneo. Bucarest (Rumanía).

Lección de lectura. Bernard Pothast, hacia 1920

Aunque cada vez se lee menos, los escritores siguen/seguimos teniendo un público fiel en los niños. Por eso, reconforta comprobar que en el presente cuadro una aplicada mamá imparte una lección sobre lectura a una de sus hijas. Y no solo eso, sino que se establece un paralelismo entre el juego de la otra niña con su muñeca y el otro juego: el del baile de las sílabas.

El autor, Bernard Pothast (1882-1966) pertenece a la tradición flamenca, a la que se adhiere, tal y como podemos advertir en jugosas pistas: la luz cálida, la sensación de intimidad, el relajo, la ventana. Supone uno de los máximos exponentes de la pintura con niños, si bien su obra no ha trascendido como debiera, probablemente porque está muy diseminada por colecciones privadas, sin un correcto etiquetado de fechas.

A título de curiosidad, diremos que los modelos eran sus propios hijos.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.