Publicidad
Nutribén 60 años
Artículo sin valoraciones

Vol. 24 - Num. 31

Casos clínicos. Miscelánea

Lo que esconde una úvula bífida

Verónica Gómez Hernandoa, Ydenice de la Rosa Mordána

aPediatra. CS Los Alperchines. San Fernando de Henares. Madrid. España.

Cómo citar este artículo: Gómez Hernando V, de la Rosa Mordán Y. Lo que esconde una úvula bífida. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl. 2022;(31): [en prensa].

INTRODUCCIÓN

La úvula bífida es una embriopatía de tipo fisura, que afecta a la úvula. Puede manifestarse desde una muesca posterior hasta una duplicación completa de dicha estructura. Generalmente se presenta de forma aislada y su hallazgo es casual, pero, como en el caso que presentamos, puede asociarse a un paladar hendido submucoso.

CASO CLÍNICO

Niño de 12 años de origen chino y sin antecedentes de interés que acude a consulta por un cuadro catarral con febrícula de dos días de evolución. La exploración física es normal salvo hiperemia faríngea y una úvula bífida. Se realiza test de antígenos rápido para SARS-CoV-2 negativo y se dan recomendaciones generales de autocuidado. Al cabo de unas semanas en la “revisión del niño sano” de los 12 años se explora con detenimiento la cavidad oral y se aprecia en el paladar blando una línea azul grisácea en el centro. La palpación del velo palatino sugiere la falta de unión muscular central. Estos hallazgos, junto con la presencia de una úvula bífida (Figura 1), hacen sospechar la existencia de una hendidura palatina submucosa. No otras dismorfias. Voz nasal que había pasado desapercibida por el proceso catarral previo y su origen chino. Se deriva a Otorrinolaringología, que confirma el diagnóstico e inicia seguimiento.

Figura 1. Úvula bífida y coloración azul grisácea en el centro del paladar blando
Figura 1. Úvula bífida y coloración azul grisácea en el centro del paladar blando

CONCLUSIONES

Es importante que el pediatra de Atención Primaria conozca la posible asociación entre la úvula bífida y el paladar hendido submucoso, dado que, aunque en ocasiones no presenta síntomas, podría causar problemas de succión, movimiento inadecuado del paladar e insuficiencia velofaríngea, así como problemas de audición o del habla. A veces incluso forma parte del espectro de síntomas de síndromes genéticos. Es importante un diagnóstico temprano para realizar una valoración especial de estos síntomas y un tratamiento multidisciplinar.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.