Artículo sin valoraciones

Vol. 20 - Num. 80

Notas clínicas

Inducción de la lactancia sin gestación

Lucía López Granadosa, Andrea Serrano Reynalb, Cynthia Crespo Morac

aPediatra. CAP Sant Andreu de la Barca. Institut Català de la Salut. Barcelona. España.
bServicio de Anestesiología. Parc de Salut Mar. Barcelona. España.
cPediatra. ABS Sant Boi de Llobregat. Montclar. Institut Català de la Salut. Barcelona. España.

Correspondencia: L López. Correo electrónico: luciagranados@yahoo.es

Cómo citar este artículo: López Granados L, Serrano Reynal A, Crespo Mora C. Inducción de la lactancia sin gestación. Rev Pediatr Aten Primaria. 2018;20:e113-e115.

Publicado en Internet: 13-12-2018

Resumen

Tradicionalmente resulta difícil desligar la lactancia materna del embarazo y el parto. Sin embargo, la opción de amamantar a un bebé también es factible para las mujeres que se han convertido en madres a través de procesos de gestación subrogada o adopción. Presentamos el caso de una mujer diagnosticada con síndrome de Rokitansky que amamantó exitosamente a su bebé siguiendo los protocolos del doctor Newman. Existe poca información sobre la inducción de la lactancia materna. Los profesionales que ejercen la Pediatría deberían conocer las posibilidades de la inducción de la lactancia materna.

Palabras clave

Inducción de la lactancia Lactancia materna

INTRODUCCIÓN

Tradicionalmente resulta difícil desligar la lactancia materna del embarazo y el parto. Se conoce que en algunas culturas las abuelas se inducen la producción de leche para amamantar a sus nietos en caso de que la madre del bebé sufra algún problema.

En los últimos años existe un aumento de los niños nacidos mediante gestación subrogada. Además, son bien conocidos los beneficios de la lactancia materna. Por este motivo, algunas madres de intención (a través de los procesos gestacionales de subrogación o adopción), interesadas en lactar a sus hijos, buscan consejo médico y se dirigen a nosotros los pediatras. Sin embargo, ¿es posible inducir la lactancia sin haber gestado previamente?

CASO CLÍNICO

Presentamos el caso de una mujer de 32 años que se dirige a la consulta del pediatra interesándose por la inducción de lactancia. Como único antecedente de interés, fue diagnosticada de agenesia uterina a los 15 años. No presenta hábitos tóxicos. Actualmente está realizando un proceso de gestación subrogada en EE. UU. y desea amamantar a su futuro bebé. La mujer gestante está en su 8.ª semana de embarazo.

Inicialmente se realizó una búsqueda bibliográfica. Del material encontrado, destacan los protocolos del doctor Jack Newman1, del año 2000. Se trata de una guía con varios protocolos de inducción de la lactancia, adaptados a las diferentes circunstancias de las pacientes. En nuestro caso, como faltaban más de tres meses para la llegada del bebé y nuestra paciente no presenta contraindicaciones para el uso de ningún fármaco, se escogió el protocolo estándar1.

En la 12.ª semana de gestación se inició una pauta de anticonceptivo oral (drospirenona a 3 mg y etinilestradiol a 0,03 mg) a dosis diaria, sin interrupción, y domperidona a 10 mg/6 h la primera semana, que se aumentó a 20 mg/6 h a partir de la segunda semana. Se continuó con esta misma pauta hasta ocho semanas antes de la fecha prevista de parto. En ese momento se suspendió la toma del anticonceptivo oral, manteniendo la domperidona a la misma dosis. Se inició la estimulación de los pechos con un sacaleches doble eléctrico. Durante dos semanas se realizó solamente estimulación diurna, diez minutos por pecho cada tres horas. Después, y hasta el parto, se estimuló además durante la noche (Tabla 1).

Tabla 1. Cronograma de inducción de la lactancia adaptado de los protocolos del doctor Jack Newman
Gestación
Semana 12 Semana 31 Semana 33
Drospirenona
Etinilestradiol
Domperidona
Suspender drospirenona y etinilestradiol
Domperidona
Estimulación día y noche
Domperidona
Parto
Posparto
1.ª semana 5 meses 10 meses
Lactancia materna/mixta
Estimulación
Domperidona
Lactancia mixta
Alimentación complementaria
Suspender domperidona
Fin de la lactancia materna

Se consiguió la producción de leche. Inicialmente era escasa y de aspecto acuoso. Progresivamente aumentó la producción y la consistencia, llegando a conseguir unos 80 ml en cada extracción.

Tras el parto se inició lactancia materna directa, continuando además la estimulación con sacaleches después de cada toma y el tratamiento con domperidona, que se mantuvo durante cinco meses, con retirada progresiva después. A las 12 horas de vida, el bebé presentó ictericia neonatal con test de Coombs directo positivo, que precisó fototerapia continua. Esto dificultó que la lactancia materna fuera a demanda y motivó el inicio de suplementos de leche artificial por prescripción médica. Desde ese momento se mantuvo la lactancia mixta, hasta los diez meses, añadiendo la alimentación complementaria a los cinco meses de vida. El desarrollo ponderal fue normal.

DISCUSIÓN

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé para lograr un crecimiento, desarrollo y salud óptimos. A partir de entonces, se deben introducir alimentos complementarios nutritivos mientras se continúa amamantando hasta los dos años de edad o más2.

Existen escasas publicaciones en la bibliografía médica sobre cómo ayudar a una futura madre en su esfuerzo por inducir la lactancia materna. Los padres pueden acceder a los protocolos de lactancia, así como también a grupos de lactancia a través de Internet. Estos protocolos implican el uso de varios métodos, desde la simple estimulación del pezón hasta el uso de múltiples medicamentos y hierbas para imitar la fisiología necesaria para la producción de leche materna3,4.

CONCLUSIÓN

Según nuestra experiencia, la inducción de la lactancia sin gestación previa es posible y puede ser mantenida en el tiempo. Se trata de un proceso largo que requiere esfuerzo y constancia por parte de la futura madre, tanto antes como después del nacimiento del bebé, además de apoyo y supervisión médica.

Los pediatras de Atención Primaria, por nuestra accesibilidad a las familias, tenemos una situación privilegiada para poder ayudar a las madres a ofrecer este valioso regalo a sus bebés.

CONFLICTO DE INTERESES

Las autoras declaran no presentar conflictos de intereses en relación con la preparación y publicación de este artículo.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Introduction to the protocols for induced lactation. En: Canadian Breastfeeding Foundation [en línea] [consultado el 12/12/2018]. Disponible en canadianbreastfeedingfoundation.org/induced/protocols_intro.shtml
  2. The protocols for inducing lactation and maximizing milk production: the regular protocol. En: Canadian Breastfeeding Foundation [en línea] [consultado el 12/12/2018]. Disponible en canadianbreastfeedingfoundation.org/induced/regular_protocol.shtml
  3. WHO.Infant and young child feeding. Key facts. En: Organización Mundial de la Salud [en línea] [actualizado el 16/02/2018, consultado el 12/12/2018]. Disponible en www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/infant-and-young-child-feeding
  4. Bryant CA. Nursing the adopted infant. J Am Board Fam Med. 2006;19:374-9.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios.